Por Crístian Ramón Verduc
01/02/2011
En su chacarera La Madre del Río, Don Sixto Palavecino relata..

En su chacarera La Madre del Río, Don Sixto Palavecino relata cómo podría ser un encuentro con la Mayu Mama, como se dice comúnmente por referirse a la Máyup Maman, ser mitológico regional con el aspecto de las sirenas helénicas: mujer que peina sus largos cabellos rubios con un peine de oro o con un espinazo de pescado, que con su cantar o con su aspecto atrae a los hombres y los lleva al fondo de las aguas para provocarles la muerte.

El mito de la sirena también se encuentra en otras regiones de América del Sur. Por ejemplo, en Brasil su nombre es Iara para la sirena fluvial. Según la mitología tupí, Iara era una gran guerrera hija del payé de una tribu. Por causa de una mortal pelea con sus hermanos, su padre la hizo arrojar a un río profundo y turbulento. Salvada por los peces, en las noches de luna canta en las orillas de ríos o lagunas para atraer a algún hombre al que llevará a las profundidades.

El aspecto de la sirena, según la mitología, es el de una mujer de la cintura para arriba y de un pez la otra mitad del cuerpo.

En las costas marítimas brasileras se rinde culto a Iemanjá, que sería la diosa reina de los mares. El culto a Iemanjá fue traído hacia América por los nigerianos esclavizados. No tiene el aspecto de una sirena, sino de una mujer que sale de las aguas y es protectora de los pescadores.

En la mitología inca aparece la Yaku Mama, especialmente en la región amazónica de lo que hoy es Ecuador. En el Valle Sagrado de Cotundo, en el oeste ecuatoriano, se encuentra una gran cantidad de petroglifos con antigüedades que alcanzan hasta los 10.000 años antes de la Era Cristiana. Entre las piedras pintadas de Cotundo, una es llamada Yaku Mama Rumi, por que representa a la Madre del Agua. En este caso, no se trata de una sirena, sino que tiene el aspecto de una mujer que representa a la deidad protectora de las aguas en general, incluso las aguas llovidas.

La cultura Nazca, anterior a los Incas, tiene como representante del terror absoluto al Boto, ser marino que posiblemente aterrorizó a los antepasados remotos. Hay quienes sugieren que tal ser marino podría haber sido el gigantesco Megalodon, antecesor de los actuales tiburones que puede haber coexistido con los primeros habitantes de la región costera peruana y otras costas del Océano Pacífico. Es posible que los antiguos pescadores hayan tenido trágicos o cuando menos aterradores encuentros con el Megalodon cuando se aventuraron hacia alta mar.

Puede argumentarse que el terrorífico tiburón gigante había desaparecido antes, pero hay relatos de pescadores de otras partes del mundo que testimoniaron encuentros con tales colosos hace menos de cien años. No siempre la falta de pruebas significa que los testigos mienten.

En todo caso, el terror hacia un monstruo marino puede tener por finalidad frenar la temeridad de los navegantes, así como las sirenas fluviales pueden haberse ideado para evitar los excesos de confianza en los peligrosos cauces de los ríos, al igual que los abusos en la pesca.

El nombre Boto aparece otra vez en la cuenca del Río Amazonas. Es el nombre con que los lugareños llaman al delfín rosado, único delfín fluvial que existe en nuestro planeta. Pero también hay una leyenda del Boto. Dice la leyenda amazónica que en ciertas noches, el delfín rosado se transforma en un hombre joven y atractivo que frecuenta las fiestas populares para conquistar una mujer a la que llevará a las profundidades del río cercano. Si en una fiesta hay un desconocido con la cabeza cubierta, se sospecha que puede ser el Boto que con el sombrero cubre el orificio nasal que los delfines y todos los cetáceos tienen en la cabeza. También suele decirse que el Boto seduce a las jóvenes que se acercan solas al río y las embarazan. Así se justifica la gravidez de algunas mujeres solteras en las tribus amazónicas.

Los cetáceos son mamíferos acuáticos que pueden hacer largas y profundas inmersiones conteniendo la respiración. Los orificios nasales están en la cabeza, prácticamente donde comienza el lomo. Son cetáceos las ballenas, los delfines y las orcas.

En la Patagonia, la gente de las costas mostraba veneración o por lo menos mucho respeto por la orca, mal llamada “Ballena Asesina” cuando en realidad no es una ballena, sino otro cetáceo que por ser carnívoro debe matar focas y lobos marinos para alimentarse, como cualquier otro carnicero.

El mito de la Mayu Mama dice que la sirena que maneja las crecientes y los cardúmenes de nuestros ríos castiga a quienes pescan en forma excesiva o sin necesidad, a quienes sueltan deshechos en los cauces y en general a quienes dañan la Naturaleza fluvial y costera. También dice la leyenda que la hermosa sirena del río atrae a los hombres, los abraza y los lleva a lo profundo de las aguas, provocándoles la muerte por ahogamiento.

En este caso hay una advertencia para que nadie se aventure a andar solo por el río. Es mejor andar siempre en compañía de alguien con quien ayudarse recíprocamente en caso de peligro. En nuestro Río Dulce, de lecho arenoso muy cambiante, pequeñas barrancas que suelen ser inestables y ramas depositadas en el fondo del cauce, siempre es prudente tomar precauciones para evitar ser llevado por la Mayu Mama. Hubo el caso de pescadores que llevaban una sarta de peces vivos atados a la cintura, y aún siendo nadadores terminaron ahogados. Después los amigos decían que el difunto fue llevado hacia el hondo por los pescados. Otros atribuían esa muerte a la Mayu Mama.

El challuero (pescador) santiagueño llama sichanfle a una soga delgada que lleva envuelta en la cintura con una varilla metálica de pocos centímetros atada al otro extremo formando una T. Esa varilla se hace pasar por las aberturas de las agallas de los peces capturados, con lo que se forma una sarta de prisioneros vivos. Caminando por el lecho del río con el agua hasta la cintura, al borde de una zona profunda con toda esa challua (peces) pugnando por huir de la dolorosa prisión, el pescador corre riesgo de ser arrastrado como si una sirena lo hubiese capturado. Si pierde el equilibrio y se enreda con la línea de pesca o con la sarta de peces, está en grave peligro.

Los mitos y leyendas son antiguas enseñanzas para evitarnos errores que pueden ser graves y peligrosos. Son enseñanzas que nos exhortan a ser bondadosos y prudentes.

01 de Febrero de 2.011.

Compartir
Comentarios
Amigos del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
Emisoras que Transmiten
Alero Quichua
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Alero Quichua Santiagueño
La audición radial se caracteriza por su espontaneidad, no se elabora un libreto en razón de que el programa se hace en vivo con la participación del público que se hace presente en el Salón Auditorium.
Seguinos
Puede visitarnos en los siguientes Redes:
Copyright © 2006 - 2018 todos los derechos reservados.