Por Crístian Ramón Verduc
03/06/2014
Bajo un cielo de lapachos andaba por la Belgrano…

“Bajo un cielo de lapachos andaba por la Belgrano…” (Soñando con Santiago, chacarera de Juan Carlos Carabajal y Geralda Ribeiro Braga). En Santiago del Estero y otras provincias del Noroeste Argentino, “la Belgrano” se entiende inmediatamente como la avenida o calle Manuel Belgrano. 

Felizmente, la figura del General Manuel Belgrano ha sido homenajeada en todo nuestro país, en reconocimiento a sus virtudes civiles y militares, puestas al servicio de la Patria en tiempos anteriores y posteriores a la lucha para emanciparnos de España. 

A nivel nacional podemos encontrar distintos homenajes, como el enorme puente General Belgrano, que une las provincias del Chaco y Corrientes, entre la ciudad de Corrientes y un acceso a la ciudad de Resistencia. Es muy conocida la Villa General Belgrano en la provincia de Córdoba, donde cada año hay un encuentro internacional evocando una fiesta tradicional alemana. El ferrocarril nacional más extenso es el General Belgrano, que recorre catorce provincias. 

En nuestra provincia, uno de los departamentos se llama General Belgrano. En la ciudad Capital, la avenida Belgrano hace las veces de columna vertebral, uniendo el acceso desde Córdoba con una salida hacia Tucumán, después de pasar por el centro y por barrios tradicionales. A la vera de esta importante avenida está la Plaza Belgrano, cerca del Barrio Belgrano, al que Leopoldo Dante Tévez mencionara graciosamente en su chacarera Villa Mercedes, cuando cantaba en un conjunto folclórico antes de tornarse el cantante melódico Leo Dan. 

La Avenida Belgrano ha cambiado su fisonomía a lo largo del tiempo, especialmente en las últimas décadas. En tiempos pasados, solía discurrir a ambos lados de una acequia, primera obra hídrica de la provincia, fruto del trabajo de los pobladores del Siglo XVI, para iniciar en Santiago la agricultura por riego. 

La “acequia de la Belgrano” nació poco después que la ciudad, según investigaron respetables historiadores. En la década de 1.970, la acequia fue entubada, se achicó la plataforma central y la Avenida Belgrano ganó en amplitud. 

Tomando como punto de partida el cruce de la Avenida Belgrano con la calle Libertad, podríamos ir hacia el Norte. Mirando hacia ambos lados mientras avanzamos, veremos alternar casas de familia con distintos tipos de casas comerciales, estaciones de servicios, un convento, un sanatorio, escuelas, Vialidad de la Provincia, el Juzgado Federal, el Hospital Independencia, el Parque Norte, la lomada que nos recuerda por dónde pasaba el Ferrocarril Belgrano, la Cruz de El Linyerita, el Club Comercio, los barrios Huayco Hondo, Tarapaya, la “bajada” desde la Costanera, el Club Huayco Hondo, el Canal San Martín por cuya banquina se va hacia La Boca del Tigre y El Patio del Indio Froilán. Después tomamos “la subida de Saavedra”, causada por Las Lomas Coloradas y seguimos hacia Mal Paso. Antes de la subida, ya se acabó la Avenida Belgrano; la Avenida Madre de Ciudades sigue, pasa por Villa Borges y Barrio Borges, el Aeropuerto Santiago del Estero y nos da a elegir entre seguir derecho por la antigua Ruta 9 hacia el departamento Río Hondo, o girar a la izquierda en busca de la actual Ruta 9 por la cual iremos a Las Termas de Río Hondo, Tucumán y, desde la vecina provincia, optar entre tomar hacia Catamarca o hacia Salta Jujuy, Bolivia… como siguiendo el recorrido del Ejército del Norte, que hace dos siglos combatió a las tropas realistas españolas en esta región. 

El General Manuel Belgrano fue Jefe del Ejército del Norte. Posiblemente los Patricios Santiagueños, bajo el mando del por entonces Teniente Coronel Jorge Luis Borges habrán pasado por donde ahora es El Dean, Los Morales, Los Quiroga, Los Núñez y otros pueblos que por entonces habrán sido parajes apenas poblados. 

Volvemos al cruce de la Avenida Belgrano con la calle Libertad, en pleno centro santiagueño. Hacia el Sur, pasamos por otra sucesión de casas residenciales y de comercio. En el borde del sector céntrico, en la esquina con la Avenida Alsina, estaba la peluquería de Don Sixto Palavecino, casi enfrente del Colegio de La Asunción. La peluquería era lugar de reunión del Alero Quichua Santiagueño. En ese lugar de trabajo de Don Sixto se tomaron decisiones en común, se labraron y firmaron actas cuando se institucionalizó el grupo nativista; se formaron grupos folclóricos, nacieron amistades y se compartieron vivencias que marcaron la vida de nuestro movimiento cultural. 

Siguiendo por “la Belgrano” pasamos por el Hospital Oftalmológico, el Club Belgrano, la Plaza del Maestro, el Hospital Regional, el barrio Ramón Carrillo, el barrio Belgrano, la Plaza Belgrano, el barrio Cabildo, el barrio Juramento, el barrio Tala Pozo que ahora se llama Almirante Brown; en este barrio vivían Don Sixto Palavecino, Don Carlos Maldonado, los Hermanos Banegas y muchos otros folcloristas. Después del arco de entrada a la ciudad, está el barrio América del Sur a la derecha y la iglesia del Señor de los Milagros de Mailín a la izquierda. 

Antes de cruzar el canal Contreras López estaba el Rancho i’ Mama, recordado en piezas musicales folclóricas. Pasando el canal están los barrios Campo Contreras y Ejército Argentino. 

Siguiendo hacia el Sur, la Avenida Belgrano se convierte en Ruta 9 y por ella vamos hacia Loreto, ciudad distante unas seis leguas. Los ascendientes maternos del General Belgrano eran del departamento Loreto, zona quichuista y cargada de historia santiagueña. 

Con dinero que le fuera otorgado por la Asamblea del año 1.813, en premio por sus triunfos en las batallas de Tucumán y Salta, el General Manuel Belgrano pidió que se construyeran escuelas en Tarija (Bolivia), Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero. Jujuy construyó poco tiempo después el establecimiento escolar sin esperar el dinero de la Nación; la escuela en Tarija fue inaugurada recién en 1.974; la de Tucumán se inauguró en 1.998. 

Mas o menos en la misma época que la de Tucumán, se anunció en Santiago del Estero la construcción de la escuela donada por Manuel Belgrano. 

Estos establecimientos escolares debían llamarse Escuela de la Patria, por voluntad del General Belgrano. La Escuela de la Patria, número 1238, está en Loreto. 

Cada 03 de Junio se recuerda que en esa fecha de 1.770 nació Manuel Belgrano en Buenos Aires. En honor a los ascendientes paternos del patriota, el 3 de Junio es Día del Inmigrante Italiano. Su padre había venido de Italia y formó familia con una hija de santiagueños. 

El General Manuel Belgrano fue un luchador por la educación, la justicia y la libertad para nuestro país, su país, desde antes de la revolución de Mayo de 1.810. En vida recibió algunos honores y muchas afrentas. Hoy lo recordamos por todo el país con profundo respeto y admiración. El reconocimiento puede tardar, pero el tiempo decanta los hechos, haciendo aparecer la realidad de las personas virtuosas. 

03 de Junio de 2.014.

Compartir
Comentarios
Amigos del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
Emisoras que Transmiten
Alero Quichua
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Alero Quichua Santiagueño
La audición radial se caracteriza por su espontaneidad, no se elabora un libreto en razón de que el programa se hace en vivo con la participación del público que se hace presente en el Salón Auditorium.
Seguinos
Puede visitarnos en los siguientes Redes:
Copyright © 2006 - 2018 todos los derechos reservados.