Por Crístian Ramón Verduc
19/08/2014
Como caricias que pasan, sachascka ramian mi cuerpo…

“Como caricias que pasan, sachascka ramian mi cuerpo…” dice la chacarera Sacha Sachanmanta. En esta chacarera bilingüe, Don Sixto Palavecino y Felipe Corpos expresan la alegría del paisano al llegar al pago y reencontrarse con sus afectos. 

Es tanta la alegría que, cuando se “ramea” o “ramia”, lo interpreta como una caricia del monte. Traduciendo las palabras en quichua, la estrofa completa dice: “Como caricias que pasan, los montes ramean mi cuerpo, y entre el polvo del camino me voy tragando recuerdos". En el hombre sachero que regresa, el polvaredal del camino no es algo que molesta; lo relaciona con sus recuerdos y así lo soporta e incluso lo disfruta. 

El monte, ese inmenso ser vivo, mezcla de animales y plantas, se le muestra amigable al criollo volvedor, al punto de que, si algunas ramas rozan su cuerpo, el andariego lo sentirá como caricias. En Santiago se acostumbra usar el verbo “ramear” para definir el roce con ramas, especialmente si esas ramas son ásperas o tienen espinas. Para que el santiagueño diga: “Me hei ramiao” tiene que haber sido un raspón doloroso con las ramas y sus espinas. Para que las sienta como una caricia, tiene que encontrarse en un estado de gozo que solamente lo puede entender alguien muy apegado a su querencia, que vuelve después de una ausencia prolongada. 

Sacha Sachanmanta (Del monte monte, de lo profundo del monte) es una música de Don Sixto, a la que le ha puesto letra junto a su compadre Felipe. Son varias las obras de ambos, generalmente ocupándose Don Sixto de la música y Corpos de la letra. Dicen que a Felipe Corpos las coplas le brotaban naturalmente, como si el rico interior del poeta quisiera tomar la palabra en versos, para contar recuerdos y sentimientos del campo, del monte y de la ciudad. 

Entre los temas creados por Don Sixto y Felipe, podemos mencionar: Coplitas para tu llanto, Atizando mis amores, Don Conrao, Huatucusus, Añapita, Como el sachamishi, Destino de guitarrero, Corazón Saladino, Atamishqui mishqui mishqui, El sacherito, Juntando Mishtol, Cosa que me sabe gustar. 

Hay entre las letras de Corpos algunas en las que debemos detenernos un momento: La chacarera Mi tata sabía cantar tiene una letra que Corpos había dedicado a Don Sixto; en la original, el estribillo decía: “Así cantaba mi cumpa…” y Don Sixto le ha pedido que modifique “cumpa” por “tata”, así podía ser cantada por cualquier intérprete dedicada a cualquier persona. Aceptada la modificación, hubo otros cambios en la misma letra para quedar la versión que conocemos. 

A la chacarera Buscando olvido le ha escrito una letra similar a la original, pero modificada en partes para que pudiese cantarla Carmencita Palavecino y cualquier voz femenina. Por eso Buscando olvido tiene dos letras: Una para cantores y otra para mujeres cantantes. 

La Ñaupa Ñaupa es una de las letras más decidoras de Felipe Corpos, que se presta para el análisis de poetas y lingüistas o simplemente para cantarla alegremente en una serenata. 

En la Zamba para el tiempo sin amor, además de Don Sixto en la música, participa Rubén Palavecino en letra y música. Aún así, se puede percibir el estilo poético de Corpos, que en esa época estaba tomando un vuelo que solamente podría frenarse con un fuego devastador. 

Puso letra a La Ronquera, chacarera instrumental de Escolástico Lastenio Castaño; a la Zamba de los caminos y la chacarera La Amargada, ambas con música de Los Hermanos Ríos, a la chacarera instrumental de Don Andrés Chazarreta La Atamishqueña. En poesía, escribió para la primera hebra blanca de su bigote, para Loreto y Lula Paya. Y hay más para desvendar. 

Este inolvidable poeta, letrista, primer conductor de la audición radial del Alero Quichua Santiagueño, presentador de espectáculos, impulsor de proyectos culturales, entre ellos el propio Alero, nació el 23 de Agosto de 1.935 en el departamento Figueroa, en plena zona quichuista. 

Tiene que haber sido bien criado para cultivarse de la forma como lo hizo, llegando incluso a intentar una carrera universitaria. Su formación cultural y sus conocimientos eran evidentes, y se percibían más cuando procuraba incentivar el crecimiento intelectual del prójimo. Todo esto hacía de Felipe Corpos un líder natural, que comandó nuestro Alero en diversas actividades, dando lugar al lucimiento de Don Sixto Palavecino, Vicente Salto, Julio Ayunta, Juan Carlos Almada, Dardo Alonso Barraza, Los Coyuyos Atamishqueños y muchos más artistas que formaron parte del movimiento Alero Quichua en aquellos primeros años. 

Dice el bombisto Raúl Salvatierra, hombre de la primera hora del Alero Quichua, que no se puede hablar de Felipe Corpos sin hablar de Don Sixto, ni hablar de Don Sixto sin hablar de Felipe. La amistad nacida entre estos dos grandes hombres a partir de un encuentro fortuito a bordo de un ómnibus urbano, trajo consecuencias valiosas para el folclore de Santiago del Estero. 

Contaba Don Sixto que cada vez que subía al ómnibus, saludaba en quichua, para sondear por si hubiese otro quichuista entre los pasajeros. Un día, desde el fondo de un colectivo cargado, le respondió Felipe Corpos. En ese viaje desde el centro hacia el Sur de la ciudad, iniciaron una conversación que se prolongaría hasta el fin de la vida de Corpos. 

Del diálogo entre Don Sixto y Felipe surgió primero una férrea amistad, que los llevó a ser compadres por el bautismo de un hijo de Corpos, de nombre Edgar. De los diálogos entre estos dos amigos surgió la idea de hacer una audición radial en quichua, la que con el tiempo pasó a ser este Alero que llega a todo el mundo. En vida de Felipe Corpos se grabaron los primeros cinco discos del Alero Quichua Santiagueño. 

En esta semana conmemoramos el Día Mundial del Folklore y Día del Folclore Argentino, justamente un día antes del aniversario de Felipe Benicio Corpos, uno de los principales folcloristas santiagueños. Debemos celebrar el día en que se cumplen años de la publicación de la palabra Folklore, la que resume la idea de “saber popular”; también debemos celebrar un aniversario más del folclorólogo Juan Bautista Ambrosetti; pero como santiagueños, y como gente del Alero Quichua Santiagueño, nuestra mayor alegría es la de celebrar un nuevo aniversario del nacimiento de Felipe Corpos. 

¿Iba dirigida para alguien en particular la decidora letra de La Ñaupa Ñaupa? Consideremos que Corpos se dirige a cada uno de quienes conocemos esta linda chacarera. Esta semana es tiempo de reencuentro especial con la memoria de Felipe Corpos. Si queremos encontrarlo a él, lo hallaremos a nuestro lado, junto a nuestra sombra. 

19 de Agosto de 2.014.

Compartir
Comentarios
Amigos del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
Emisoras que Transmiten
Alero Quichua
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Alero Quichua Santiagueño
La audición radial se caracteriza por su espontaneidad, no se elabora un libreto en razón de que el programa se hace en vivo con la participación del público que se hace presente en el Salón Auditorium.
Seguinos
Puede visitarnos en los siguientes Redes:
Copyright © 2006 - 2018 todos los derechos reservados.