Por Crístian Ramón Verduc
Destacado escrito el día:  16/12/2014
Concluimos un ciclo anual de emisiones radiales.

Concluimos un ciclo anual de emisiones radiales. Han sido poco más de treinta y cinco audiciones por Radio Nacional Santiago del Estero. En las poco menos que dos horas de cada programa, hemos intentado hacer llegar el quichua santiagueño a oídos y corazones de la gente que se interesa en el idioma que heredamos de nuestros mayores.
 
Desde su comienzo en aquel primer Domingo de Octubre de 1.969, la tarea que le corresponde a nuestro Alero en la comunidad es la de la difusión del quichua y las tradiciones santiagueñas. Desde entonces, a lo largo de cuarenta y cinco años, hay en este grupo criollo gente que brega para lograr el objetivo. 

Cuando hablamos de folclore y de tradiciones entramos en un terreno muy amplio que abarca, entre otros aspectos, vestimentas, comidas, medios de transporte, utensilios, etc. Lo que podemos hacer desde un programa radial es ocuparnos de ciertos aspectos de las tradiciones santiagueñas: El habla, el canto, la poesía, la música y la descripción oral de algunas de las manifestaciones tradicionales. 

Si bien es cierto que en muchas ocasiones, por causa de la actuación de músicos, en el auditorio de la radio se forman parejas de danzas, para el oyente esto pasa poco menos que desapercibido, a no ser por los comentarios que el baile genera en quienes están al micrófono. Entonces, una buena forma de llevar la imagen hacia el oyente, es la descripción verbal de lo que tenga relación con lo tradicional, dentro de los límites que impone el buen uso de un medio de difusión. 

Estamos contentos, dichosos y satisfechos por el camino recorrido en un año de actividad radial, en el ciclo que llevó el nombre de Don Sixto Palavecino, como una forma más de recordarnos que debemos seguir su huella e intentar quichuizar al mundo. 

Quichuizar al mundo, sonaba muy bien como título de una chacarera de Don Sixto, pero como una verdadera utopía si se pensaba en llevar ese enunciado a la práctica. Hoy, gracias a la página de Internet, podemos llegar a cualquier lugar del mundo y también podremos hacerlo en el futuro por los discos y programas que están grabados. 

En ese afán por quichuizar al mundo, es que estamos procurando quichuizar Santiago del Estero y, por qué no, al propio Alero Quichua Santiagueño. En el próximo año tendremos cuarenta y dos o cuarenta y tres días Domingo dentro del período en que suele emitirse nuestra audición cada año. Depende de los protagonistas y oyentes del programa radial, el aprovechamiento de este tiempo escaso para seguir intentando quichuizar al mundo y seguir la huella de las tradiciones, ya sea en la práctica o en el conocimiento. 

Hay oyentes que envían mensajes o llaman por teléfono. En general, esta comunicación es una gran ayuda para avanzar en pos del objetivo del Alero Quichua. Los oyentes son parte importante en cualquier programa radial, pues son los destinatarios de lo que hacen los protagonistas. Quienes realizan una audición de radio, procuran de algún modo influir en el oyente, inculcarle algo, o aunque sea mostrarle algo y dejárselo a disposición para que decida si lo incorpora a su sentir o no. 

Según los objetivos o modos de alcanzarlos, hay caminos fáciles y otros que no lo son tanto. Uno de los objetivos que se consideran fáciles es el de procurar una gran cantidad de oyentes complacidos. Para ello, el camino suele ser el de averiguar qué puede agradar a la mayoría de la población y ofrecérselo. 

Un proyecto cultural como lo es el Alero Quichua Santiagueño, no puede procurar éxito en cuanto a número de oyentes, sin correr el riesgo de perder el rumbo y dejar de ser cultural. Sería ideal y desable el tener una amplia mayoría en la población buscando sinceramente aprender y practicar la lengua quichua; pero en una actividad organizada con un fin determinado, no podemos perder de vista la realidad, por dura que ella sea. Sabemos que la mayor parte de la población no está en verdad interesada en el quichua. Es necesario seguir llevando adelante la idea de quichuizar al mundo. 

El desafío para el próximo año es quichuizar aún más nuestro Alero, con más diálogo quichua, más poesía quichua, más canto quichua, más explicaciones en quichua y enseñanza de quichua. Donde no haya quichua, debe haber tradición santiagueña. ¿Eso atraerá público? ¿Nos dará mayor audiencia? Ojalá, aunque es poco probable. Lo importante es que los oyentes que sigan esta idea serán los que estén interesados en el quichua y en Santiago del Estero. 

Hay distintas ofertas en la radiofonía argentina, a razón de una cantidad variable de emisoras de radio por cada población, por pequeña que ella sea. Cada una de las emisoras difunde lo que manda la moda, durante muchas horas por día. Tienen sus espacios culturales, pero deben sostenerse económicamente con lo que más vende, que es la moda. Lamentablemente, las modas no son precisamente tradicionalistas ni mucho menos auténticamente quichuistas. Las modas son cambiantes y generalmente están dirigidas hacia intereses distantes, no los de nuestros pagos. 

Durante el receso que tenemos hasta el primer Domingo de Marzo, vamos a tratar de mantener activo el grupo realizador del Alero Quichua. Veremos de aprender y difundir el quichua, preparar y planificar el próximo ciclo, el que debería comenzar en la fecha prometida para aprovechar las pocas oportunidades que tenemos por año para llevar el idioma a la radio. 

En cada audición, vamos a procurar aprovechar los escasos ciento diez o ciento quince minutos que tenemos por semana durante menos de diez meses al año. Hay que aprovechar el tiempo, para bien de nuestro quichua, de nuestro sentimiento santiagueño. Si dejamos que las modas enviadas desde lejos sigan imponiéndose sobre lo que decimos que nos interesa y amamos, caeremos en una actitud incoherente. 

Faltan más de dos meses para volver con la audición de radio. Lo hecho durante el ciclo que acabó debe considerarse satisfactorio pero ampliamente superable. No es para buscar éxito numérico. Tenemos que hacer triunfar al quichua, quichuizar nuestro Alero, quichuizar Santiago del Estero, difundir nuestro quichua por nuestro país y otros. Así estaremos en camino de quichuizar al mundo. Quichuicemos nuestro mundo. 

Ama súa, ama llulla, ama ckella, repetimos como una exhortación para no caer en el robo, la mentira ni la pereza. Vamos a parar el robo de nuestra identidad con nuestra verdad quichuista santiagueña. No tengamos pereza. 

16 de Diciembre de 2.014.

Comentarios
Amigos
del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
ESCUCHAR
Emisoras que
Transmiten
Alero Quichua
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero...
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Radio Libre, FM 92.5
    Córdoba
    Domingos de 9 a 11hs.
    Teléfono: 351-4893929
    www.radiolibre925.com.ar
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Copyright © 2006 - 2018 todos los derechos reservados.