Por Crístian Ramón Verduc
29/06/2010
El hualu, la tortuga.....

El hualu, la tortuga, es un quelónido, un reptil que se caracteriza por tener el cuerpo protegido por un caparazón córneo. En cualquier lugar de la provincia de Santiago del Estero podemos encontrar la tortuga terreste comiendo yuyitos. También podemos ver a los changuitos que sus padres mandan a vender tortuguitas a orillas de la Ruta 9 al sur de nuestra provincia, entre la entrada a Villa Atamishqui y el río Saladillo. Son parte del paisaje. Tanto el drama de la tortuga mal tratada como el del changuito sin infancia, terminan siendo una visión pintoresca.

El pichi, mulita, quirquincho, tatú, mataco, son distintas especies de la misma familia de mamíferos llamados armadillos, que también tienen un caparazón protector. Hay armadillos en América del Sur y América Central. En cada región reciben un nombre popular distinto, también según la especie. El más grande es el tatú carreta, especie en peligro de extinción que puede llegar a pesar 60 kilogramos, con una longitud total de un metro y medio.

La carne de los armadillos es comestible y su caparazón suele usarse con distintos fines, entre ellos la fabricación de charangos, aunque desde hace unos años se hacen charangos totalmente de madera para evitar sanciones de los organismos de preservación de la fauna.

Muchos insectos, especialmente los que llamamos cascarudos, tienen un exoesqueleto (esqueleto externo) muy duro, que los protege de golpes y raspones. Hay una interesante leyenda del Acatancka, cascarudo negro característico de nuestros pagos, buena para conocerla y compartirla. El tucu tucu, bicho de luz distinto a la luciérnaga, es otro acorazado volador. La juanita es un cascarudo no querido, por su defensa odorífera muy desagradable. Los que llamamos cascarudos son coleópteros, insectos que poseen un par de alas transformadas en un duro caparazón protector llamado élitros.

En los ríos, esteros y canales podemos encontrar cangrejos, mansos pero impresionantes animalitos equipados con un par de pinzas y una pesada armadura.

Es posible que los pueblos de distintas culturas del mundo hayan pretendido imitar a algunos de estos animales al idear armaduras para proteger el cuerpo de sus guerreros. La infantería de los ejércitos romanos tenía una forma muy particular de protegerse contra la lluvia de flechas enemigas al avanzar: unían sus escudos formando un caparazón al frente y por encima de todo un grupo compacto. Esa formación se llamaba “testudo” (tortuga).

Las fuerzas armadas del Taahuntinsuyu tenían elementos protectores según el puesto de combate. Igual entre los aztecas. En ambos casos los elementos protectores para el torso eran de telas gruesas de algodón. Los cascos aztecas eran de madera; los incaicos eran de madera o de madera y metal, según el rango del guerrero.

En los enfrentamientos con los soldados españoles, el número y bravura de los soldados americanos no fue suficiente ante las armas de fuego y las armaduras metálicas de los europeos.

Los seres que van a la guerra deben revestirse con una armadura, para poder afrontar los golpes que podrían recibir. El humano que va a exponerse ante muchos congéneres, a menudo precisa protegerse para no sentirse vulnerable. Hay distintos tipos de armaduras que uno calza para distintas situaciones, según la personalidad. Hay armaduras protectoras que son una cara de persona feroz, otras armaduras son un conjunto de palabras altisonantes, otras están conformadas por un caparazón de actitudes distantes o aire de distraído.

El orador, el bailarín, el actor, el músico o el cantor, cuando debe exponer lo suyo ante el público, si no se siente seguro o calmado, se coloca una armadura imaginaria que le otorga seguridad. Es su forma de calmarse para poder ofrecer lo mejor de su arte, que fluye mejor cuanto más tranquilo está el expositor.

En el ambiente artístico suele darse algo similar a una guerra de todos contra todos. Es la competencia por la captación de público, lo que puede significar mayores oportunidades de actuaciones bien remuneradas.

Este modo competitivo suele darse, por extraño que parezca, también entre los aficionados, los que suelen formar fila y esperar para tener la oportunidad de mostrarse gratuitamente ante un público mas o menos numeroso. En realidad, suele haber competencia contra unos y camaradería solidaria con otros.

Las reuniones guitarreadas suelen darse para compartir un buen momento y además sirven para el necesario intercambio de conocimientos. En esas, como en todas las relaciones humanas, suelen manifestarse las distintas facetas de las personas.

De la mejor manera y con suavidad, un amigo le indica a otro cómo hacer para corregir algunos detalles.

Al son de supuestas críticas constructivas, los competitivos procuran desanimar a los que ven como sus rivales. En ocasiones como ésas, el aficionado que está seguro de lo suyo suele tener una respuesta entre graciosa y aguda, como un cantor del Barrio 8 de Abril que respondió a un criticón: “Muchos cantan mejor que yo, pero ninguno canta igual a mí.”

Es en ese punto donde ha de apoyarse la experiencia de vida de la persona, cantante, bailarín, actor, hachero, jinete, oficinista o lo que guste de hacer. Si uno sabe que pone lo mejor de sí mismo, puede encarar con total confianza la empresa que fuere dentro de una de sus especialidades. Si dedica un tiempo a cultivar sus habilidades, ese mejor de sí mismo será cada vez mas significativo y le dará mayores satisfacciones.

Nadie está obligado a ser mejor que otros. Eso sí: tenemos la obligación moral de procurar ser cada día mejor que nosotros mismos, para bien de todos y satisfacción personal íntima.

29 de Junio de 2.010.

Compartir
Comentarios
Amigos del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
Emisoras que Transmiten
Alero Quichua
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Alero Quichua Santiagueño
La audición radial se caracteriza por su espontaneidad, no se elabora un libreto en razón de que el programa se hace en vivo con la participación del público que se hace presente en el Salón Auditorium.
Seguinos
Puede visitarnos en los siguientes Redes:
Copyright © 2006 - 2018 todos los derechos reservados.