Por Crístian Ramón Verduc
19/10/2010
…Por mi madre que me espera, vuelvo a mi madre cantando.

“…Por mi madre que me espera, vuelvo a mi madre cantando.” En la chacarera Llajtaymanta Llojserani (Abandoné mi Querencia), Don Sixto Palavecino expresa los sentimientos del chango que siguiendo sueños andariegos sale de su pago, pero que finalmente decide volver a su madre.

En los humanos civilizados suele haber una puja entre la racionalidad y los sentimientos. Alguien podría decir que mejor que volver llorando por la madre, el muchacho podría haberse esmerado para tener suceso y recién volver con algo materialmente sólido. Otros podrían decir que el chango no tendría que haberse ido de la casa pretendiendo recorrer el mundo. Pero en este caso, el sentimiento y el razonamiento anduvieron de la mano, por eso el cantor decidió probar sus alas por el mundo y después volvió a compartir la vida con su madre, en vez de tener que lamentar luego una ausencia mayor.

Según el grado evolutivo de cada especie es el grado de dependencia hacia los progenitores. Curiosamente, cuanto más evolucionado es el ser que se considere, mayor es su dependencia hacia sus mayores, especialmente hacia la madre.

Los animales unicelulares se reproducen por división directa o indirecta. Los seres multicelulares simples también son independientes de sus progenitores. Los insectos pueden ser solitarios o formar colonias de miles y miles de habitantes, pero la relación con sus progenitores parece ser igual que con cualquier integrante de la colonia, donde cada uno cumple con su función.

Entre los animales vertebrados suelen existir casos de partenogénesis, que es la fecundación de hembras sin la participación de un macho. Esto se ha comprobado, por ejemplo, en ciertas especies de lagartos, como el dragón de Komodo, sobreviviente de la época de los dinosaurios. En todos esos casos, los individuos inician una vida independiente a poco de nacer. Hay también algunos saurios en que los adultos cuidan a sus crías, como los cocodrilos y yacarés, por ejemplo.

Hay aves como las perdices, que apenas nacidas empiezan a andar por su cuenta y dependen poco de la madre, mientras que las aves voladoras suelen ser totalmente dependientes de sus progenitores hasta que pueden volar y procurarse el sustento por sí mismos.

En los mamíferos se observan distintos grados de dependencia de hijos a padres, pero hay muchas especies en las que se ve una ligazón que parece ser afectiva, de hijo a madre y entre hermanos. Cuanto más evolucionado es el ser, más estrecha es la relación con los progenitores.

El ser humano, al que consideramos el Rey de la Creación, o en todo caso el más evolucionado, vive un prolongado proceso independentista desde la concepción hasta la vida adulta. Ese período de creciente autosuficiencia abarca una cuarta parte o una tercera parte de una vida promedio. Sobre el final del ciclo de vida, aparece una creciente necesidad de ayuda.

En los albores de la Humanidad, el rol paterno y el materno estaban muy diferenciados. En los grupos familiares o clanes, los hombres salían del refugio hogareño a buscar provisiones o a velar por la seguridad de todos, mientras que las mujeres se encargaban directamente de los niños. A medida que las comunidades fueron evolucionando, tal modelo se mantuvo en cierto modo, con hombres que salían a cazar, guerrear, cultivar, pastorear o explorar zonas lejanas, mientras que las mujeres se encargaban de las tareas de supervivencia que se podían cumplir cerca de la casa, siempre al lado de los más chicos, que crecían bajo su cuidado.

Los cambios provocados por la vida moderna y muchos conceptos nuevos en cuanto a la distribución de roles en las comunidades, conlleva una creciente valoración de las aptitudes por encima de la discriminación por sexo o circunstancias personales poco relevantes. Esta nueva realidad otorga a las mujeres el humano derecho de participar en la vida pública de la comunidad.

La mujer ha dejado de ser un simple instrumento de reproducción y cría de nuevos individuos. Hoy podemos decir que hay una mayoría de casos de maternidad consciente; madres que lo son por que quieren ser madres; madres que no están esclavizadas por sus hijos o por sus consortes y pueden realizarse en la sociedad como personas con inquietudes.

La Naturaleza nos vincula con nuestra madre desde antes de nuestro nacimiento, pues nuestras etapas embrionaria y fetal se dan dentro de nuestra madre. Cuando nacemos, enseguida comenzamos a mamar, teniendo en nuestro campo visual el rostro de nuestra madre como única figura alcanzable. Relacionamos su rostro con el acto placentero de alimentarnos. Dicen que en muchos idiomas el sustantivo que designa a la madre comienza con M, por ser la letra que se pronuncia poniendo la boca en actitud de amamantamiento.

Durante la infancia, es nuestra madre quien se ocupa de atender nuestras necesidades de seres dependientes. Todo esto salvo casos excepcionales.

Progenitores e hijos pueden tener problemas de convivencia o causados por la disparidad de ideas propias de la brecha generacional existente. Forma parte de lo normal y esperable, aunque no deseable.

Cuando crecemos y obtenemos la posibilidad de independizarnos y salir a recorrer el mundo, lejos del nido natal, no nos desvinculamos totalmente de nuestra familia, mucho menos de nuestra madre. Aunque sea en el recuerdo, en los pensamientos, ella está con nosotros. Ese vínculo afectivo permanece de por vida.

Hay un vals rioplatense que sintetiza esta relación: “Madre: primer nombre que aprendemos./ Madre, primer nombre que decimos,/ y al agonizar lo repetimos…”

19 de Octubre de 2.010.

Compartir
Comentarios
Amigos del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
Emisoras que Transmiten
Alero Quichua
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Alero Quichua Santiagueño
La audición radial se caracteriza por su espontaneidad, no se elabora un libreto en razón de que el programa se hace en vivo con la participación del público que se hace presente en el Salón Auditorium.
Seguinos
Puede visitarnos en los siguientes Redes:
Copyright © 2006 - 2018 todos los derechos reservados.