Por Crístian Ramón Verduc
Destacado escrito el día:  17/05/2011
Lindo es vivir como el tero, mezquinando su nidal…

“Lindo es vivir como el tero, mezquinando su nidal…” Este fragmento de El Canto del Tero, gato de Cacho Lobo y Don Sixto Palavecino, es parte de la descripción que el criollo santiagueño hace de esta bulliciosa ave de los campos.

Ese guardián de las planicies gramadas vive en distintos países de América del Sur y recibe diversos nombres. Se lo llama Tero, Tero Tero o Teru Teru. El nombre es de origen onomatopéyico y representa cómo lo escucharon quienes decidieron nominarlo de algún modo. También es llamado Alcaravan, Caravana, Queltehue, Leque leque y otros nombres que intentan reproducir la voz de la avecita. Algunos paisanos riohondeños, posiblemente por el mismo motivo y por no conocer la planta con propiedades tranquilizantes, llamaban Tilo a estas aves camperas.

El tero es un ave zancuda, tiene patas largas. Mide unos treinta centímetros de altura; la envergadura, que es la distancia entre las puntas de las alas, es bastante mayor, lo que hace al terito un volador ágil. Tiene el pecho negro, la panza blanca, en el lomo y cabeza tiene colores gris y pardo, con tonalidades violáceas; igual en el dorso de las alas. Hay varias subespecies de teros, con variantes en cuanto a su tamaño, aspecto y colores. Una característica del tero suelen ser sus ojos con el iris de color rojo intenso.

En las regiones andinas de distintos lugares de América del Sur podemos encontrar subespecies de teros que no tienen el adorno de pluma como un penachito hacia atrás. Igual ocurre en Europa y Asia, donde los hay con el copete o sin el mismo.

En Brasil es llamado Quero Quero, Teteu, Teú–teú, Terém–terém o Espanta–boiada (boiada = ganado vacuno). Se lo encuentra en gran parte del territorio brasileño, desde el Sur del país hasta la margen izquierda del Río Amazonas. En el estado de Río Grande do Sul es Ave Símbolo oficial.

En España es conocido como Pibi (por su canto) o como Francesina. En Portugal es llamado Abibe Comum, Quero quero y Mexeriqueira (En sentido figurado: chismosa, delatora).

Hay especies afines por todo el mundo. En Europa y Asia es en general blanco en la zona ventral y oscuro en el dorso de las alas y el lomo, con el mismo copete que tiene el tero sudamericano. En África hay distintas especies de teros, pero llama particularmente la atención uno que es manchado blanco y negro sin copete. Las manchas en esa especie son amplias y distribuidas por todo el plumaje. Hay otra especie afín al tero, tanto en Europa como Asia, que se parece mucho al de nuestros campos pero que ostenta en la cara un apéndice carnoso como una máscara, similar a las gallinas y gallos, de color amarillo. Los ojos no son rojos. Desde Australia, el músico argentino Julio Córdoba nos confirma que ese mismo primo del tero vive en aquel continente que está del otro lado del planeta y es llamado Plover. Dice Julio que el Plover tiene los mismos hábitos, tamaño y canto que el tero que conociera en los campos de la provincia de Santa Fe.

En la zona de los lagos patagónicos hay por lo menos dos tipos de tero. Uno es el tero común, que conocemos en nuestros pagos, pero cuyo grito no dice “tero tero”, sino que suena mas bien como una palabra aguda terminada en A. Esto nos fue confirmado por la joven sanmartinense Ayelén Adad, quien además nos comenta del llamado Tero Real, que en nuestros pagos del Noroeste Argentino era llamado Terito de Río, parecido al tero común por sus patas rojas y de una voz ligeramente parecida. El Tero Real o Terito de Río es en realidad una avoceta, que es otra especie de ave zancuda.

El tero habita los campos de pastos bajos, generalmente cercanos al agua. Anida al raso, en una pequeña depresión que hace para instalar su sencillo nido. Cuida con mucho esmero a su cría y defiende el nido y área cercana con astucia y valentía. Cuando algo lo alarma, emite fuertes gritos, que varían según el tipo de intruso que haya percibido. Entonces despliega una serie de recursos para alejar de su nido al intruso: Procura engañarlo, simulando que defiende un lugar distinto a donde está el nido, se hace el herido para atraer al predador y, si estas artimañas no son suficientes, ataca en vuelos rasantes rozando al invasor con los espolones que tiene en las alas. Es capaz de trenzarse en pelea directa contra aves de rapiña y felinos. Suele andar en pareja o en una pequeña bandada que posiblemente es la pareja con los hijos; en ocasiones las bandadas de teros son numerosas.

El tero es una figura notable en nuestro folclore. Nuestros paisanos lo usan para comparaciones. Si alguien tiene cabellos levantados en la parte de atrás de la cabeza, ya sea por causa del viento o por no haberse peinado bien, no faltaq quien le diga: “Tienes la cabeza como tero.” A las personas con piernas delgadas las llaman “Canillas de tero.” Cuando alguien pretende engañar fingiendo interés por algo distinto a lo que le preocupa, se dice que hace como el tero: que tiene el nido en un lugar y grita en otro.

Hay leyendas referidas al Tero en distintas regiones, desde el extremo austral de nuestro continente. Cacho Lobo dice en El Canto del Tero: “La leyenda nos cuenta su vida:/ Que era un hombre con mucho dinero,/ y por jugar se ha quedao sin nada/ solo el canto y nada más./Llorando noches enteras por su fortuna ha pasao.” Y lo describe: “Por el llanto tiene ojos rojizos,/ solo calza chaleco y corbata…”

Algo curioso y hasta misterioso que hay en el tero es un movimiento que parece un saludo o una reverencia. Cuando va andando, cada tanto se agacha; inclina el cuerpo hacia adelante. Aparentemente no hay una explicación para este movimiento.

El tero, el terito, esa avecita que alegra los cielos y las pampas con su estentóreo grito, ejemplo de valentía a la hora de proteger a los suyos, está lleno de misterios, leyendas y comparaciones. Las comunicaciones actuales nos permiten saber que no es exclusivamente nuestro y que su voz no es la misma en todos los pagos. En algunos lugares dicen que antes era un hombre rico que ha perdido todo jugando, en otras regiones dicen que ha perdido haciendo malos negocios. Muchos lo imaginan vestido como un caballero. El tero está seguro o en riesgo según las zonas. Lo que podemos hacer por él es observarlo de lejos, disfrutar de su fuerte canto y dejarlo que siga tranquilo librando a los campos de insectos dañinos.

El tero es un ser valiente, misterioso y servicial. ¡Quién pudiera al tero tero imitar!

17 de Mayo de 2.011.

Comentarios
Amigos
del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
ESCUCHAR
Emisoras que
Transmiten
Alero Quichua
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero...
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Radio Libre, FM 92.5
    Córdoba
    Domingos de 9 a 11hs.
    Teléfono: 351-4893929
    www.radiolibre925.com.ar
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Copyright © 2006 - 2018 todos los derechos reservados.