Por Crístian Ramón Verduc
Destacado escrito el día:  10/09/2013
Uno invierte o gasta en lo que le interesa

“Uno invierte o gasta en lo que le interesa”. Esa fue la conclusión de un presentador televisivo ante un debate. Tal debate trataba sobre por qué la gestión pública de aquel entonces no destinaba mayores partidas para Educación y sí para otras áreas. 

Desde hace unas décadas, tanto en nuestro país como en algunos vecinos se escuchan y leen quejas referidas a una decadencia en la educación de la población. Es un tema que debe tomarse con mucho cuidado, pues hay distintas voces sonando al respecto y son muchos los factores que hacen a la educación.
Habitualmente se cree (o se dice) que la educación se recibe en las escuelas, públicas o privadas, que responden a los planes controlados por un Ministerio de Educación. Ese complejo sistema de enseñanza, al que podríamos agregarle las academias, institutos y diversos emprendimientos dedicados a distintas enseñanzas, lo que imparte es instrucción sobre temas específicos, fundamental para la educación de las personas. 

Los centros de enseñanza son importantes agentes educadores, por varios motivos: En ellos, el individuo va a ser instruido en una o varias materias teórico – prácticas; en ellos socializará con los otros alumnos y aprenderá por práctica las distintas posibilidades de relación en la vida pública; comenzará su aprendizaje para lidiar con un sistema burocrático que puede darle respuestas no siempre satisfactorias; conocerá justicias e injusticias, según su punto de vista o el de las personas con las que se relaciona. 

El primer y principal agente educador del ser humano es su familia o, en todo caso, la gente con la que se relaciona durante los primeros tiempos de su vida. Las primeras vivencias y las primeras emociones, aunque parezcan haber sido olvidadas, dirigen gran parte de las acciones y decisiones de la persona durante toda su vida. La familia, biológica o “postiza”, va formando culturalmente a cada uno de sus individuos. Cuanto más corta es la edad de esa persona, más fácilmente puede ser influida por las acciones de sus cercanos. 

Se llama Agente Educador a lo que pueda influir en la formación de una persona. Uno de esos agentes (entes que actúan, que hacen) es el ambiente natural en el que uno vive. El propio paisaje es condicionante en la forma de ser del individuo. Además de la familia y la escuela, hay en la sociedad toda una serie de agentes educadores que podemos percibir o no. En muchos casos, pasan los años hasta que uno se da cuenta de que ciertas cosas las ha aprendido de alguien o de algo en particular. Hay quienes dicen haber aprendido solos, pues no percibieron u olvidaron quién o qué causó los momentos de iluminación que lo impulsaron hacia su conocimiento, capacidad o destreza. 

Uno no puede influir en la Naturaleza sin dañarla. En todo caso, si el paisaje donde vive no le es grato, puede emigrar hacia otros donde esté a gusto. Uno puede influir en la sociedad hasta cierto punto, o solamente en algunas células que conforman el gran organismo que es la sociedad, pero la sociedad influye en los educandos más que en sus otros componentes. Entonces, el principal agente educador cuyas acciones podemos dirigir hacia lo mejor, es la familia, nuestros cercanos. 

Como ciudadanos, también podemos influir en los rumbos de la educación escolar de nuestros descendientes. Es un modo un tanto complejo, pero posible si vivimos en un ambiente democrático, pues podríamos exigir que los administradores del aparato estatal destinen recursos adecuados para lograr una buena formación de los nuevos ciudadanos. Claro que no se trata de pedir que el Estado sustituya a la Familia en su papel de primer y principal agente educador. El Estado debe disponer de una familia sustituta solamente en casos de menores desamparados. 

A lo largo de la Historia Argentina hubo una cantidad enorme de administradores de la cosa pública. Muchos de ellos son reconocidos como muy buenos funcionarios y patriotas. En el área de la educación, tenemos próceres que ganaron la admiración de compatriotas y de gente de otros países. El prócer mayor en cuanto a gestión educativa es el maestro Domingo Faustino Sarmiento. En reconocimiento a su accionar en favor de la educación pública y el desarrollo científico en nuestro país, la Conferencia Interamericana de Educación, reunida en 1.943 en Panamá, ha determinado que el día 11 de Septiembre sea el Día del Panamericano del Maestro, pues Sarmiento falleció el 11 de Septiembre de 1.888. 

En las últimas décadas, el revisionismo histórico nos mostró un panorama distinto al que teníamos respecto a nuestros próceres. En el caso de Domingo Faustino Sarmiento, se puso especial énfasis en su accionar político y militar, rudo y violento como correspondía a la cultura de la época. En muchos casos, parece que sus acciones en el orden político no respondían a su prédica, lo que parece ser una práctica que no se debilita por el paso del tiempo. 

Lo que no se discute es que Sarmiento dedicó gran parte de su trabajo a mejorar la calidad educativa del pueblo argentino. También consiguió mejorar las comunicaciones al ampliar la red nacional de telégrafos y hacer conectar este servicio con Europa. Procurando el progreso nacional, impulsó la instalación de líneas férreas, para que éstas permitiesen el tránsito de gente y mercaderías entre los pueblos, solo que las empresas inglesas designadas, solo se ocuparon de conectar a todo el país con Buenos Aires, incrementando así el crecimiento desparejo de nuestro país, por causa del centralismo que sufrimos en la práctica. 

Domingo Faustino Sarmiento ha sido periodista, militar, político, escritor, Gobernador de la Provincia de San Juan, Ministro Plenipotenciario ante los Estados Unidos, Doctor Honoris Causa por dos universidades estadounidenses, Presidente de la Nación, Director de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires, Ministro del Interior, Superintendente General del Consejo Nacional de Educación, Senador de la Nación; ha sido considerado digno de “gloria y loor” por sus admiradores y poco menos que detestable por sus oponentes. En lo que hay coincidencia generalizada es que Sarmiento ha sido el gran educador argentino. Por tal motivo, en nuestro país el 11 de Septiembre es el Día del Maestro. 

Con Sarmiento o sin Sarmiento, hay por lo menos un día en el año en el que debemos rendir homenaje a los maestros, a los docentes, a quienes impulsan a nuestros hijos para que se conviertan en ciudadanos bien educados. Los docentes completan en los niños la educación que se inició en el seno de la familia. En ocasiones, los maestros tienen que corregir la formación equivocada que se haya inculcado al niño en la casa. 

Aparte de construir la educación de nuestros menores desde la casa y acompañar su formación escolar, podemos contribuir a la educación pública desde emprendimientos nobles que pueden ser la cooperadora escolar, una biblioteca popular o distintas instituciones que propenden a mejorar la educación del pueblo.
Si nos involucramos en una institución civil, en un grupo humano que busca mejorar a la sociedad a partir del saber, estamos actuando en bien de la educación de nuestros congéneres. El Alero Quichua Santiagueño ha sido ideado y creado a partir de la sana intención de hacer que una gran cantidad de gente conociese, practicase y amase nuestra lengua quichua. El Alero Quichua Santiagueño ha nacido para ser un agente educativo con la misión de inculcar a la gente el amor por el quichua en particular y por Santiago del Estero en general. 

La radio es un medio poderoso para lograr el cometido educativo, ahora potenciada con el advenimiento de Internet y la facilidad en las comunicaciones. 

Ama súa, ama llulla, ama ckella (No robar, no mentir, no tener pereza), es el sintético enunciado del plan educativo del Alero Quichua. Queremos ser honestos y veraces, dedicar todo el tiempo y esfuerzo que nos sea posible para mejorar el conocimiento de todos nosotros en cuanto al Santiago del Estero tradicional y quichuista para que, a partir de los valores morales de nuestros mayores, dejemos un mundo mejor para nuestros hijos. En ese mundo mejor, queremos un lugar para la memoria de nuestras tradiciones y de nuestro quichua. 

Entre todos debemos velar por la educación de todos. Quien no está bien educado, es propenso a cometer o tolerar injusticias, y sin justicia no hay paz; sin paz, la vida es muy difícil. 

10 de Septiembre de 2.013.

Comentarios
Amigos
del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
ESCUCHAR
Emisoras que
Transmiten
Alero Quichua
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero...
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Radio Libre, FM 92.5
    Córdoba
    Domingos de 9 a 11hs.
    Teléfono: 351-4893929
    www.radiolibre925.com.ar
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Copyright © 2006 - 2018 todos los derechos reservados.