Por Crístian Ramón Verduc
Destacado escrito el día:  10/06/2014
El Pala Pala es una danza tradicional del Noroeste Argentino.

El Pala Pala es una danza tradicional del Noroeste Argentino. Grupos de bailarines interpretan su coreografía elegante y muy particular, mientras que algunos conjuntos la han grabado en versión instrumental o cantada.
Es interesante la enumeración de animales que lleva en su letra. Para comenzar, el nombre Pala Pala se refiere al buitre, jote, zopilote o urubú, que en nuestra región llamamos cuervo. 

En las estrofas va mencionando a la chuña (ave zancuda sudamericana), al ampatu (sapo), al ututu (lagartija), al icacu (chingolo), al hualu (tortuga), al ckaran puca (iguana colorada) y al huiñi (tordo). 

El huiñi es un pajarito que acostumbra andar en bandadas numerosas. Su canto nos recuerda a la palabra huiñi, por lo que se concluye que el nombre le ha sido puesto por los antiguos habitantes de esta región por ese motivo. En la zona guaranítica lo llaman morajú o morajhú. Hay varios tipos de tordo por todo el mundo. En América del Sur podemos encontrar distintas especies, pero vamos a observar el que anda por nuestros pagos santiagueños y prácticamente todo nuestro país. 

Es un pájaro de tamaño mas bien chico, de andar elegante en la tierra y vuelo ágil. En las bandadas se distinguen dos colores diferentes: Las hembras son de color marrón y los machos de un color negro intenso, tornasolado.
Algo que llama la atención en el tordo es que no se ocupa de su descendencia. El tordo no construye, sino que invade nidos de otras especies para depositar sus huevos, llegando incluso a destruir los huevos de los dueños del nido. Cuando los pequeños tordos nacen, son alimentados y criados por los pájaros que sufrieran la invasión, hasta que los torditos están en condiciones de volar para unirse a una bandada de su propia especie. 

El huiñi o tordo es un ser que ya nace sin la capacidad para construir nido y criar a sus hijos. En compensación, está dotado de la picardía necesaria para engañar a otras especies. Los otros pájaros, respondiendo a mecanismos por ahora inescrutables para los seres humanos, a veces se descuidan y otras veces están muy atentos. Es como si esos ciclos de éxito y fracasos en las invasiones del tordo estuviesen destinados a regular la reproducción de ellos y de las otras avecitas. 

Los humanos vivimos también en puja entre el avance de unos y el retroceso de otros, con altibajos y contramarchas. A lo largo del tiempo, posiblemente desde los más antiguos pueblos que tuvieron contacto entre sí, hubo ataques de unos a otros. Por lo menos, se puede observar esas luchas entre naciones desde los registros más viejos recuperados por la ciencia. 

Nuestro continente no ha sido ajeno a esa característica del ser humano y, por lo que parece, hubo avances de unos sobre otros, con sumisiones o contraataques en diversas ocasiones, prácticamente en toda América. La gran invasión europea a partir del final del Siglo XV, puede compararse con el avance de los tordos sobre los nidos de los otros. 

Las revoluciones emancipadoras americanas, ocurridas a partir del Siglo XVIII, representan la expulsión de los intrusos, aunque esos 300 años produjeron grandes cambios en la población, los que no permitieron volver a lo que era el continente. De hecho que no se puede volver al pasado, pero los cambios más significativos se deben a que los nuevos habitantes del continente eran, en la mayoría de los casos, descendientes tanto de los invadidos como de los invasores. Distinto es el caso de los tordos, que al invadir un nido dejan su cría sustituyendo a los descendientes de los propietarios. 

Cuando los ingleses invadieron las Islas Malvinas en Enero de 1.833, expulsaron a los pobladores argentinos para dejar sus pichones creciendo y alimentándose en ese nido para ellos estratégico. Hasta entonces, los acontecimientos en la zona Sur del Mar Argentino se parecían en parte a la puja entre huiñis y otros pájaros, en la que los oscuros pajaritos procuran sorprender y despojar a los otros cantores. 

De acuerdo con antiguos vestigios encontrados, hubo pobladores patagónicos en las islas. En los años posteriores a 1.500, se dice que navegantes europeos pasaron por ellas, deteniéndose apenas para descansar y aprovisionarse. La primera visita europea documentada es la de holandeses en 1.600. 

Cuando España había consolidado su colonia en esta parte del continente, las incursiones inglesas en las islas fueron causa de malestar en las relaciones entre ambos países, llegando a ocurrir un enfrentamiento armado por tal motivo en 1.740. 

Un asentamiento francés en 1.764 provocó una protesta de España, por lo que Francia reconoció la soberanía española sobre las Malvinas, quedando en 1.766 una población de franceses bajo el mando de un Gobernador español. En ese tiempo, los merodeadores ingleses se instalaron también en las islas, pero se retiraron gracias a las Convenciones de Nutka, por las cuales España entregaba a Inglaterra la isla de Nutka en América del Norte y ellos a su vez reconocían la soberanía española en las islas del Sur. 

Una vez producida la liberación argentina de la corona de España, el territorio que había sido colonizado por los españoles pasó a la nueva nación criolla, con las Islas Malvinas como parte de ese territorio. Por tales motivos, el gobierno de la Provincia de Buenos Aires envió en 1.820 una fragata para tomar posesión de las islas y tres años después concedió a Luis Vernet la explotación de los recursos de Las Malvinas. El 10 de Junio de 1.829 fue creada la Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas. 

El cuidado del Gobernador Vernet para evitar la depredación por parte de intrusos, fue el pretexto para que estadounidenses e ingleses obrasen peor que los tordos, destruyendo lo construido por la gente de Vernet y usurpando las islas para la corona británica. 

Esa situación se mantuvo por casi 150 años, hasta que Argentina recuperó las islas por unos meses. Hasta hoy, las Islas Malvinas estás ocupadas por el equivalente a oscuras aves que superan a los tordos en su capacidad para invadir nidos. 

Así como los huiñis andan rondando los nidos ajenos procurando invadirlos, así andan los usurpadores rondándonos y avanzando sobre nosotros poco a poco. Debemos estar atentos, para evitar que con engaños consigan invadir lo que nos queda de nuestro. 

Conmemorando la creación de la Comandancia de las Islas Malvinas, hoy es Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos Sobre Las Malvinas, Islas del Atlántico Sur y Sector Antártico. 

Cada 10 de Junio es un día para recordar especialmente que debemos cuidar el territorio que hemos recibido de nuestros mayores, pues le pertenece a nuestros descendientes. 

10 de Junio de 2.014.

Comentarios
Amigos
del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
ESCUCHAR
Emisoras que
Transmiten
Alero Quichua
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero...
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Radio Libre, FM 92.5
    Córdoba
    Domingos de 9 a 11hs.
    Teléfono: 351-4893929
    www.radiolibre925.com.ar
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Copyright © 2006 - 2018 todos los derechos reservados.