Por Crístian Ramón Verduc
06/11/2018
"Hacete amigo del juez, no le des de qué quejarse"

Dice el Viejo Vizcacha cuando aconseja al hijo segundo de Martín Fierro. Agrega que no debe darle motivos para quejas, “pues siempre es güeno tener palenque ande ir a rascarse”. En pocas palabras, lo que el viejo pícaro sugiere al muchacho es fingir una amistad, para que sus intereses personales estén cubiertos.

Cualquiera, incluso el deshonesto viejo, sabe que ambas partes entederán que cuando está motivada por el interés, la amistad es falsa o, en todo caso, no es amistad, sino un tipo especial de asociación. En este caso, si el muchacho es quien debe encongerse cuando el juez quiera enojarse, esa supuesta amistad sería una relación de jefe y subalterno, dominante y dominado, pero no sería una relación horizontal como lo es una amistad.

Entre amigos, se evitan los enojos innecesarios. A veces, un amigo puede tener que mostrar al otro una realidad triste o enojosa, para sacar a ese ser querido de un engaño que le proporciona una falsa felicidad. En otros casos, ante situaciones que pueden ser dañinas para el amigo, uno debe optar entre advertirle o quedar cerca para ayudar si se produce el contratiempo temido.

Un amigo es como Martín Fierro aconseja a sus hijos: “Al que es amigo, jamás lo dejen en la estacada.” Al amigo no se lo abandona en situaciones difíciles ni ante un riesgo potencial. La falsa amistad sugerida por el Viejo Vizcacha tiene un fin utilitario, para tener a mano un poderoso a quién acudir, y ese poderoso lo sabe, por lo tanto también se aprovecha de la situación. Por otra parte, hablando a sus hijos, Martín Fierro agrega: “Pero no le pidan nada ni lo esperen todo de él.” Al amigo no lo van a utilizar, no van a requerirlo si no se trata de algo verdaderamente grave, cuando se necesita un amigo.

En este punto, Martín Fierro concluye: “Siempre el amigo más fiel es una conducta honrada.” Con una conducta honrada, veraz, sincera y confiable, uno ha de caer bien adonde vaya, hasta entre pampas, como decía Fierro. Con la buena conducta uno ha de encontrar amigos verdaderos, mientras que los “llullajcuna” (mentirosos) van a quedar de lado sin que nadie los expulse, o serán tolerados hasta cierto punto.

En la obra cumbre de la literatura gauchesca, los dos libros que unidos conforman “El Martín Fierro”, podemos ver cómo José Hernández describe al gaucho de la Pampa Húmeda de nuestro país, tal como lo ha conocido él en sus múltiples andanzas. En el primer libro, llamado “El gaucho Martín Fierro”, el principal protagonista es Fierro, entre tantos personajes que van apareciendo a lo largo de la obra; aparecen los peones de estancia, el patrón, el Juez, el Comandante, el pulpero, los soldados de frontera, los “indios pampas”, los italianos recién llegados y “hasta un inglés zanjiador”.

Respecto al inglés que cuenta Fierro en el episodio de la leva para el servicio militar, seguramente se trataba de alguien que trabajaba en la popularmente llamada “Zanja de Alsina”, que era un foso de gran extensión que se excavaría en la pampa con la finalidad de disminuir los estragos que causaban los malones. Los guerreros pampas no conocían de obstáculos cuando avanzaban en gran cantidad, montados en sus caballos bien preparados. La finalidad del foso era la de evitar el arreo de vacunos por los malones. El colosal proyecto se concretó sólo en parte.

Al final de la primera publicación (El gaucho Martín Fierro) aparece un personaje que es símbolo de valentía, solidaridad y amistad: El Sargento Cruz. Se conocen en una situación límite, con Martín Fierro a punto de perder la vida; nace en ese momento una sólida amistad. Una vez enterados cada uno de las desventuras del otro, deciden adentrarse en el desierto hacia las tolderías, finalizando así el poema El gaucho Martín Fierro. Pero, dejando abierta la posibilidad de una continuación, José Hernández dice que no sabe si los habrán muerto en alguna correría, pero él mismo estima que algún día sabrá de ellos algo cierto.

No pasó una década desde la publicación de la que sería la primera parte, cuando salió a la luz La vuelta de Martín Fierro. La gente interesada en las cosas criollas esperaba con ansias esta vuelta del gaucho que se había ido más allá de la frontera. En su regreso, Fierro contó nuevas desgracias, acontecidas entre “los infieles” al lado de su amigo Cruz; volvía solo por que su compañero había fallecido, víctima de una enfermedad contraída por ser agradecido y solidario con un cacique que había sido bueno con ellos.

El reencuentro de Fierro con sus hijos y el encuentro con el hijo del Sargento Cruz, da lugar a tres relatos de andanzas cargadas de dichas y desdichas. En el relato de uno de los hijos de Martín Fierro, aparece un personaje que casi opaca al protagonista: El Viejo Vizcacha. Según cuenta el muchacho, El viejo era un despojo humano, en lo físico y cuanto a la moral.

Los consejos del Viejo Vizcacha son casi todos para aprender lo que luego sería llamada “viveza criolla”, la que tantos males acarrea a nuestra sociedad, pues la “viveza criolla” es una poco inteligente manera de lograr objetivos egoístas a cambio de perjudicar a la sociedad en la que el mismo “vivo” está viviendo.

Entre los consejos del Viejo Vizcacha hay unos que hablan muy mal de la mujer, pues él guardaba un gran resentimiento del que las mujeres no podían ser ajenas. En cambio, Martín Fierro muestra un gran corazón en la primera parte cuando se refiere a su compañera, que se había ido en los difíciles años en que el gaucho estuvo sirviendo en la frontera.

Entre los consejos de Martín Fierro está el de trabajar para ganarse el pan de cada día, el no pelear por cuestiones irrelevantes ni embriagarse. Reconoce sus fallas y dice a los jóvenes que su desgracia es un espejo donde ellos pueden mirarse para no repetir los errores.

Al final de La vuelta de Martín Fierro, José Hernández deja abierta la posibilidad de una continuación, aclarando que lo haría si el ingenio o si la vida no le llegasen a faltar. La tercera parte del gran poema gaucho no ha sido escrita, pues al notable escritor, periodista, político y militar argentino le faltó la salud y luego la vida.

Cada 10 de Noviembre celebramos el Día de la Tradición, por el natalicio de José Rafael Hernández, padre y amigo de Martín Fierro.        

06 de Noviembre de 2.018.

Compartir
Comentarios
Amigos del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
Emisoras que Transmiten
Alero Quichua
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Alero Quichua Santiagueño
La audición radial se caracteriza por su espontaneidad, no se elabora un libreto en razón de que el programa se hace en vivo con la participación del público que se hace presente en el Salón Auditorium.
Seguinos
Puede visitarnos en los siguientes Redes:
Copyright © 2006 - 2018 todos los derechos reservados.