Por Crístian Ramón Verduc
12/03/2019
"¿Para cuándo una foto con una pala?"

Dijo un chusco a un cantor que en una rueda de amigos mostraba una foto suya en plena actuación, guitarra en mano. Sin inmutarse, el aludido respondió al impertinente: “Cuando quieras te saco esa foto”.

“Zapatero, a tus zapatos”, dice un antiguo refrán; cada uno con sus aptitudes y actividades. “Ha de haber gente pa’ todo”, dice un cantor español, y tiene razón, pues así como hay gente que trabaja pala en mano, hay quienes trabajan al mando de un vehículo acuático, terrestre o aéreo, hay quienes se ganan la vida escribiendo su propia versión de lo leído y de lo vivido, también hay quienes viven de brindar seguridad o cuidar de la salud de otros, o de impartir enseñanzas, o de brindar arte para mejorar la vida propia y del prójimo. Si nos ponemos a enumerar los medios para la subsistencia de los humanos, podríamos llenar un libro solamente con una larga lista que seguramente quedaría incompleta.

Hay gente que se ve obligada a vivir una existencia similar a la de las abejas: Dedicada casi exclusivamente a un trabajo que le proporciona los medios para la subsistencia, prácticamente yendo de la cama al trabajo y del trabajo a la cama. Gracias a la paulatina humanización de las condiciones laborales, cada vez hay menos casos de esclavitud, lo que permite al individuo dar por terminada la actividad obligatoria en algún momento de cada jornada, y pasar a una actividad placentera.

Hay una gran diversidad de actividades que la gente desarrolla solamente por placer; nombramos algunas de ellas: Sentarse a conversar con la familia o con amigos en un ambiente distendido, practicar un deporte o ver a otros practicarlo; tocar un instrumento musical; cantar, bailar, concurrir a espectáculos artísticos, etc.

Para mucha gente, la pala viene a ser el emblema del trabajo obligatorio y materialmente productivo. La pala tiene su historia a lo largo de la vida humana. Es posible que el primer antecedente de la pala hayan sido las extremidades del ser humano, cuando debía empujar o extraer algo de poco tamaño (tierra, piedras) y utilizaba el borde lateral de un pie o las manos con los dedos juntos.

Seguramente, los antiguos humanos habrán ido descubriendo que si usaban huesos anchos o piedras planas, podían hacer más eficiente el trabajo de pala que tenían sus extremidades. Poco a poco, a la par de las hachas de piedra o hueso habrán nacido las palas más rudimentarias, de los mismos materiales y también totalmente de madera. Paulatinamente, habrán ido surgiendo las ideas de pala de punta y pala ancha. En la Edad de los Metales, las herramientas y las armas se tornaron más eficaces y durables.

Se llama pala a distintos elementos planos o ligeramente curvos. Enumeramos: La pala de punta sirve para cavar, puede ser plana o curva; una pala de punta es muy buena para roturar la tierra y poco apta para levantar materiales. La pala ancha es la pala de cargar; con ella se carga arena, tierra, cascotes, carbón, etc. La pala ancha no es precisamente la mejor para cavar, pero sí es la adecuada para levantar. Hay un modelo que en nuestros pagos se llama “pala vizcachera” y parece una combinación de pala de punta y pinza; sirve para cavar pequeños túneles, como los necesarios para pasar cables o caños de poco diámetro por debajo de una calle angosta sin romper el pavimento.

Hay también pequeñas palas, muy sólidas, que fueron diseñadas para cavar trincheras en los campos de batalla, las que también son usadas para campamentos recreativos. También hay palas anchas específicas para levantar residuos menores en domicilios y oficinas; unas formando una L entre la pala misma y su mango, para usarla sin agacharse, y otras pequeñas y livianas, de material plástico.

En cocina y repostería hay pequeños utensilios que son variantes de pequeñas palas. Una cuchara o una cucharita, no dejan de ser palas en miniatura, o parecen haber sido inspiradas en ellas y a su vez por las manos ahuecadas como anticipo de cuencos, tazas y palas cargadoras. Un elemento fundamental que complementa a los hornos panaderos, es la pala de madera; es de mango largo y tanto panaderos, pizzeros y gente que tiene un horno de barro en la casa, usan la pala de madera para colocar y retirar verdaderas delicias por las generosas bocas de sus cálidos hornos.

Los remos de embarcaciones acuáticas son similares a las palas panaderas; incluso se ha visto en las desembocaduras de los ríos tucumanos hacia el lago de Las Termas de Río Hondo, boteros remando con palas de hornear o con remos improvisados con un palo al que se ató una tapa de olla. Los remeros deportivos, al menos los que compiten en canoas, son llamados “palistas”.

La palabra “paleta” sugiere una pala pequeña y se refiere a ciertos objetos, como las paletas de un ventilador, e incluso a ciertas golosinas que semejan una pala totalmente redonda. Cuando alguien hace girar las hélices de un avión para ponerlo en marcha por problemas de arranque, se dice que está “dando pala”. A las alas giratorias de un helicóptero se las llama palas.

Hay también palas mecánicas que reemplazan el trabajo que antes hacía una cuadrilla de obreros con palas de mano. La pala mecánica es una máquina autopropulsada cuya gran pala metálica sirve para excavar, para levantar y luego descargar montones de tierra, arena, basura u otros materiales.

Una cantidad creciente de compatriotas, luego de la jornada laboral tiene tiempo y ganas para una actividad placentera, que puede ser la práctica de artes o deportes. Muchos artistas y deportistas sueñan con profesionalizarse, lo que les permitiría tener como actividad laboral lo que están haciendo por placer. Hay muchísimos músicos y cantores que “dejan la pala y agarran la guitarra” de tarde en tarde, o que trabajan toda la semana y en los días libres se dedican a la música.

Un cantor o un músico no se va a tomar una foto con una pala u otro elemento de trabajo, pues forma parte de su rutina para conseguir medios materiales de subsistencia. Sí se va a tomar varias fotografías en lo que más le agrada: Tocando su instrumento, cantando, ya sea que esté solo en su casa, o en una reunión de amigos, o en un escenario.

El joven cantor o músico aficionado, en los días de rutina laboral, mientras trabaja canturrea y sueña con que su arte triunfe, para subir a grandes escenarios y “levantar dinero con pala”.  

12 de Marzo de 2.019.

Compartir
Comentarios
Amigos del Alero
Programas que difunden la Cultura de Santiago del Estero desde Radio Nacional...
Emisoras que Transmiten
Alero Quichua
  • Radio Norteña, AM 1520
    Grand Bourg (Provincia de Buenos Aires)
    Domingos de 11 a 13 horas
    Director: José Barraza
  • Radio Del Litoral FM 87.5
    Concordia- Entre Ríos
    Domingos 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
    www.radiofmlitoral.com.ar
    Teléfono: 0345- 421 4692
  • Radio Auténtica, FM 88.1
    Programa Yanasus,
    conducido por Luis Kakimoto
    Sábados de 18 a 22 horas
    (NOTA: Se retransmite la primera media hora de Alero)
    www.fmautentica881.com.ar/
  • Radio Tucuypaj, FM 100.9
    Mailin - Santiago del Estero
    Domingos: 11 a 13hs
    (NOTA: Se retransmite Alero)
  • Folklórica del Parana, FM 107.9
    Entre Rios
    Domingos de 11 a 13hs
    www.folkloricadelparana.com.ar
Alero Quichua Santiagueño
La audición radial se caracteriza por su espontaneidad, no se elabora un libreto en razón de que el programa se hace en vivo con la participación del público que se hace presente en el Salón Auditorium.
Seguinos
Puede visitarnos en los siguientes Redes:
Copyright © 2006 - 2019 todos los derechos reservados.